• jueves 9 de febrero del 2023

Mucho más de 9.200 jóvenes de Euskadi reciben anualmente el acompañamiento económico del Gobierno Vasco para abonar el alquiler

img

En los últimos tres años otras 4.369 personas de 18 a 35 años han accedido a una casa cuidada

VITORIA, 9 Ene.

El Gobierno Vasco estimula anualmente la emancipación de sobra de 9.200 personas jóvenes en Euskadi mediante ayudas económicas para el pago del alquiler (PCV, PEV y Gaztelagun) y de programas como ASAP y Bizigune.

Además, en los últimos tres años, otras 4.369 personas fueron adjudicatarias de una casa cuidada, según se recopila en el informe 'Población joven y vivienda 2022' elaborado por el Observatorio Vasco de la Vivienda.

Este estudio examina la situación de hoy de la gente de entre 18 y 35 años y las causas de las tardías tasas de emancipación en la red social autónoma, similares primordialmente con la situación del mercado de trabajo y la escasa oferta de casas accesibles en el mercado, según informó en un aviso el Departamento de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes.

El departamento ha recordado que los jóvenes pasaron a
tener un cupo de ingreso prioritario del 40% en las ofertas de alquiler impulsadas por el Gobierno Vasco y son el colectivo prioritario de los hospedajes dotacionales. Además, el software Gaztelagun está designado a beneficiar la emancipación de la gente jóvenes a través de ayudas económicas directas para el pago del alquiler.

Un total de 3.777 jóvenes tienen hoy en dia concedida la asistencia y cobran todos y cada uno de los meses una prestación que se mantiene hasta cumplir los 36 años si se prosiguen sosteniendo exactamente las mismas condiciones. Casi 6.000 jóvenes (5.914) han gozado en algún instante de las ayudas del programa.

Asimismo, 5.060 personas jóvenes están percibiendo la Prestación Complementaria de Vivienda (PCV); y 112, la Prestación Económica de Vivienda (PEV), al paso que otras 350 son adjudicatarias de los programas premeditados a la movilización de vivienda vacía ASAP y Bizigune.

En Etxebide están registradas como demandantes de vivienda 30.798 personas de esta franja de edad, de las que 2 de cada tres piden un hogar en régimen de arrendamiento. El informe exhibe de qué manera, más allá de tener condiciones laborales peores, las mujeres tienen tasas de emancipación superiores a los hombres: un 38,1% en oposición al 27,7%.

Ambas tasas son, entre la gente de 18 a 34 años, las mucho más bajas desde el año 2010. Entre las causas de esta situación, el estudio examina el ingreso al empleo de esta población, con datos como que
siete de cada diez menores de 30 años llevan menos de un par de años en su puesto, una proporción que sube a uno de cada tres en la franja de 30 a 34 años.

El ingreso tardío al empleo permanente y de calidad impacta en el ingreso a la vivienda, y, según el censo del mercado de trabajo, solo el 40% de la gente de 25 a 30 años están ocupadas, un porcentaje que medra al 80% entre los 30 y los 35 años, si bien uno de cada tres de esta última franja tiene empleos de mala calidad.

Es exactamente en el salto en la treintena donde se ubica la edad
media de emancipación en 2022, en 29,7 años en Euskadi. Por tramos de edad, la población independizada de 30 a 34 años es del 71,5%, un porcentaje que se disminuye al 32,8% en la situacion de la gente de 25 a 29 años; y al 5,2% en la franja de edad de 18 a 24 años.

El informe del Observatorio Vasco de la Vivienda apunta que "la inestabilidad laboral es un aspecto explicativo visible de las reducidas tasas de emancipación". Este estudio cifra en 1.273 euros netos, para jóvenes de 25 a 29 años; y en 1.558 euros netos, entre los de 30 a 34 años, la nómina por mes.

Este aspecto, unido a la verdad del mercado de la vivienda libre en Euskadi, provoca que en la situacion de las hipotecas se pase el 50% del salario neto en todas y cada una de las franjas de edad de la gente jóvenes. En la situacion del alquiler, el promedio se ubica en el 54%, las dos cantidades
lejos del 30% predeterminado como nivel máximo de esfuerzo sugerido.

Estos datos son todavía mucho más acusados en la situacion de las mujeres, que dedican 6,6 puntos mucho más que los hombres en la situacion del pago de una hipoteca.

El informe apunta que la vivienda cuidada "sí es accesible" para la gente jóvenes, con escenarios de esfuerzo para las dos fórmulas de ingreso, compra y alquiler, que se ubican en torno al 28% del salario neto.

Desde el departamento se aseguró que esta clase de vivienda "forma una oferta correcta a la demanda de vivienda de la gente jóvenes vascas, y su promoción y promuevo pertenece a las medidas que tienen como propósito adelantar su edad de emancipación".

Más información

Mucho más de 9.200 jóvenes de Euskadi reciben anualmente el acompañamiento económico del Gobierno Vasco para abonar el alquiler