Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

"Nuevas patologías endocrino-metabólicas añadidas al programa de detección en recién nacidos en Euskadi"

Desde este miércoles, los recién nacidos en Euskadi serán sometidos a pruebas para detectar acidemia metilmalónica y acidemia propiónica.

En el marco del Programa de Cribado Neonatal de Euskadi, que se estableció en 1982, se han agregado dos nuevas enfermedades al diagnóstico, ampliando así la lista a 16 patologías definidas por el Consejo Asesor de Cribado Neonatal de Enfermedades Congénitas de Euskadi, entidad perteneciente al Departamento de Salud del Gobierno Vasco.

El Departamento de Salud ha anunciado que a partir de mañana, los bebés que sean parte del programa de cribado conocido como "prueba del talón" serán evaluados también para detectar estas dos enfermedades endocrino-metabólicas.

Estas afecciones pueden manifestarse a través de crisis metabólicas que llevan a letargo, vómitos o deshidratación, según ha explicado la Consejería de Salud. Un tratamiento temprano, que incluya una dieta específica y medidas preventivas, es crucial para evitar complicaciones como discapacidad intelectual, problemas renales, neurológicos y de crecimiento, entre otros.

Además, el Consejo Asesor de Cribado Neonatal de Enfermedades Congénitas de Euskadi ha aprobado la incorporación de otras dos enfermedades próximamente: deficiencia de acetil coA deshidrogenasa de cadena muy larga y deficiencia primaria de carnitina, una vez se hayan establecido sus protocolos y umbrales de detección.

Estas enfermedades están relacionadas con la incapacidad de descomponer ciertos tipos de grasas en energía para el cuerpo, lo que puede resultar en crisis metabólicas en los bebés. Este programa vasco, además de seguir la cartera común de servicios del Sistema Nacional de Salud, cuenta con una cartera complementaria propia definida por el propio Consejo Asesor, basada en evidencia científica.

En la actualidad, las enfermedades incluidas en el cribado neonatal en Euskadi son Hipotiroidismo Congénito, Fenilcetonuria, Deficiencia de Acil CoA deshidrogenasa de cadena media, Fibrosis Quística, Anemia de Células Falciformes y Acidemia Glutárica tipo I. A estas se suman la Deficiencia de acil-CoA deshidrogenasa de cadena larga, Enfermedad de la orina con olor a Jarabe de Arce, Acidemia Isovalérica, Homoscistinuria, Deficiencia de Biotinidasa, Hipoacusia, Hiperplasia suprarrenal congénita, Tirosinemia tipo 1, Acidemia metilmalónica y Acidemia propiónica.