• jueves 2 de febrero del 2023

OCU País Vasco advierte de crecientes estafas en interfaces en línea de segunda mano

img

Recomienda desconfiar de usuarios que en el momento de abonar u ordenar el envío requieren seguir fuera de la interfaz de la app

BILBAO, 23 Ene.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) del País Vasco ha advertido de crecientes estafas en interfaces en línea de segunda mano y recomienda desconfiar de los usuarios que en el momento de abonar u ordenar el envío requieren proseguir fuera de la interfaz de la app, tal como tener precaución con los backlinks donde se solicite hacer más simple los datos bancarios con la explicación de entrar dinero en su cuenta, puesto que son intentos de phishing.

Desde OCU han señalado que el estafa en línea piensa ahora cerca del 90% de todos y cada uno de los ciberdelitos, según la policía, y su incidencia "no hace sino más bien acrecentar, en decisión correcta utilizando el tirón de las interfaces de compraventa de artículos de segunda mano como Wallapop, Vinted, Ebay o Vibbo".

En preciso, la delegación de OCU en el País Vasco tuvo perseverancia de múltiples fraudes en webs de artículos de segunda mano en los que un presunto cliente con perfil falso se atrae en un producto de un cierto valor (entre 400 y 1.000 euros) y ofrece seguir la administración fuera de la app con la explicación de ahorrarse los costos socios al empleo de la interfaz.

Si el vendedor ingresa, le solicitarán un correo para proseguir con la operación, explicó OCU, para añadir que no acostumbran a regatear en el valor y detallan alguna urgencia en cerrar el trato. La trampa se materializa en el momento en que el vendedor recibe un correo con un link de una supuesta entidad bancaria que pide los datos de su tarjeta para entrar en su cuenta el importe acordado. En el instante en que el vendedor se haga más fácil los datos se gaste la estafa, puesto que se emplearán para substraerle dinero o efectuar compras con su tarjeta.

OCU advierte que, al sostener la charla fuera de la interfaz, ésta no puede controlar y resguardar la compraventa, descartando por poner un ejemplo el envío de links web o advirtiendo otros intentos de estafa, mientras que hace difícil la oportunidad de reclamar más tarde a esa interfaz.

Por todo ello, la organización da cinco sugerencias básicas para impedir inconvenientes. Así, recomienda priorizar webs o interfaces conocidas y no salir de ellas, puesto que tienen controles internos de seguridad para advertir toda clase de fraudes, y desconfiar de los usuarios o comerciantes que en el momento de abonar u ordenar el envío requieren proseguir fuera de ella.

Además, sugiere, antes de obtener o vender o un producto, comprobar el perfil de la otra sección y ser singularmente cauto con concretes con poca antigüedad y sin comentarios, especialmente si tienen mucha prisa por cerrar la administración o el producto que comunican es singularmente económico.

Tras avisar de que la solicitud de datos de la otra sección, como un mail o un teléfono de contacto puede ser el comienzo de un intento de phishing, recomienda desconfiar de los backlinks que le lleguen por estos medios y que podrían pedir los datos bancarios con alguna explicación supuestamente razonable.

Para los pagos, OCU sugiere explotar las herramientas que proporciona la interfaz. Si al final se opta por obtener o vender el producto en persona, hay que priorizar el efectivo. En la situacion que se lleve a cabo el pago por bizum, hay que cerciorarse de que no piden admitir una petición de dinero (en lugar de un ingreso).

Si se es víctima de una estafa, OCU recomienda ponerse lo antes posible en contacto con la interfaz, comunicar al banco y denunciarlo en la policía. Si se operó en la interfaz y no se dejaron los datos a absolutamente nadie se podría recobrar el dinero perdido.

Más información

OCU País Vasco advierte de crecientes estafas en interfaces en línea de segunda mano