• sábado 24 de septiembre del 2022

Penélope Cruz recibe en San Sebastián el Premio Nacional de Cinematografía y lo destina a fines sociales

img

Iceta distribución el galardón a la actriz, que afirma que su viaje en el cine es "considerablemente más enternecedora de lo que jamás hubiese podido soñar"

SAN SEBASTIÁN, 17 Sep.

La actriz Penélope Cruz ha recibido este sábado el Premio Nacional de Cinematografía de manos del ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta. Muy conmovida, ha dedicado el premio a su familia y anunció que destinará la dotación del galardón a fines sociales. "La aventura de este largo viaje hacia Ítaca es considerablemente más enternecedora de lo que jamás hubiese podido soñar desde el salón de la vivienda de mis progenitores", expresó.

El jurado del premio, dotado con 30.000 euros, ha concedido unánimemente el galardón a la actriz, natural de Alcobendas (Madrid), "por los éxitos cosechados en 2021, que se unen a todos y cada uno de los recogidos en una trayectoria inusual".

Según desveló Cruz, la cuantía del premio la destinará, dividida en tres partes, a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, a la unidad Cris contra el cáncer de terapias destacadas del Hospital la Paz de Madrid, y en el fondo asistencial desarrollado por Pilar Bardem en Aisge para ofrecer a amparo a expertos del cine que "pasan adversidades".

El acto, festejado en Tabakalera en el marco del 70 Festival de Cine de San Sebastián, ha contado con la existencia de representantes institucionales como la vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, el encargado del Gobierno en Euskadi, Denis Itxaso, tal como representantes municipales, entre otros muchos, y de todo el mundo del cine. La hermana, Mónica Cruz, y la madre de la intérprete madrileña le han acompañado asimismo en la liturgia.

La actriz Goya Toledo y el actor Luis Tosar, amigos de Penélope Cruz, fueron los responsables de ingresar el Premio con rutas intervenciones en las que han alabado la "categoría humana" de la actriz. Así, Toledo ha recordado como conoció a su "amiga del alma" y ha señalado que en el momento en que comenzaron a "cumplirse los sueños" de la intérprete de Alcobendas esta "prosiguió igual, con exactamente la misma alegría y exactamente la misma ilusión, sosteniendo sus raíces y la curiosidad por su trabajo".

"Mi adoración profunda por ti como actriz es enorme, pero mi admiración como humano es sin limites. Nunca dejas a absolutamente nadie atrás, siempre y en todo momento llevas a tu gente contigo, siempre y en todo momento compartes todo. Hemos reído y llorado juntas, y aquí proseguimos 33 años después", expresó.

Por su parte, Tosar ha señalado que conoce "a la madre, a la hermana, a la hija, a la compañera, a la amiga, a todas y cada una de las Penélopes", y aseguró que sin todas y cada una ellas "es imposible comprender a la que el día de hoy recibe el premio probablemente más esencial con el que se puede galardonar a una cineasta en este país".

"Todas y cada una ellas sois capaces, firmes, entusiastas, solidarias, empáticas, simpáticas, revolucionarias, comprometidas, firmes, cariñosas, chistosas y todas y cada una ellas sois exactamente la misma y la única", ha subrayado, al paso que ha señalado que "en el momento en que se tiene la posibilidad de comunicar experiencias con un individuo que se ha esforzado tanto por cumplir sus sueños y los del resto no te queda mucho más que agradecer poder estar a su lado y verla relucir".

Por su parte, Miquel Iceta ha dirigido expresiones de felicitación a la artista distinguida, manifestando que "entregarle este premio en San Sebastián, en el mayor de los festivales españoles, es asimismo un reconocimiento a su proyección en todo el mundo, a su papel de embajadora, un agradecimiento a la manera en que con ella viaja la civilización de españa, con su riqueza y variedad, sus expertos y creativos".

Asimismo, el ministro puso en valor a las mujeres del cine español "que abrieron sendero en la meca del cine mundial: Sara Montiel, Carmen Sevilla, o la easonense Conchita Montenegro, la Greta Garbo de españa, que se retiró a los 33 años tras rodar 18 películas en el Hollywood de los años 50".

De este modo, según ha señalado Iceta, "Penélope Cruz, con su fuerza, su vocación, prosigue esa estirpe de mujeres valientes que supieron abrirse paso alén de nuestras fronteras sin abandonar sus raíces. Mujeres feministas antes que absolutamente nadie, que, bastante antes de la toma de conciencia colectiva, lucharon por proteger, como Penélope, su independencia, su método y su independencia".

Penélope Cruz expresó que es "un honor" recibir el Premio Nacional de Cinematografía pues el cine "fué y es mi pasión desde pequeña" en el momento en que "soñaba desde el salón de mis progenitores con mundos por examinar alén de mi vecindario".

De este modo, ha amado agradecer a sus progenitores que tuviesen la "generosidad enorme de apoyarme en un sendero que a priori les era tan extraño" y tuvo expresiones conmovidas para su padre fallecido y para su madre, que se encuentra en el acto y la que definió como su "modelo de referencia para comprender la vida".

Cruz mostró, además, su gratitud con sus "profesores" en la interpretación Cristina Rota y Juan Carlos Coraza, quienes le pusieron "en el sendero de la búsqueda incesante de la realidad y la vericidad en el trabajo". "Si bien no en todos los casos se logra, lo más esencial para mí como actriz es proseguir intentando encontrar esa verdad desde la curiosidad y desde la humildad", ha asegurado.

En su trayectoria cinematográfica, ha amado realizar mientes particulares a Bigas Luna y Fernando Trueba que "me abrieron las puertas de un planeta que merced a ellos prosigo recorriendo actualmente" y Pedro Almodóvar, "el directivo con el que mucho más ocasiones he trabajado, quisiera que considerablemente más y una de la gente que mejor ha contado este país, una figura indispensable para comprender el cine generalmente".

"A Pedro le debo bastante no únicamente por los trabajos que hicimos juntos sino más bien pues te transporta a tal nivel de exigencia que en esa búsqueda siempre y en todo momento he terminado conociendo algo nuevo sobre mí misma", ha aseverado.

Así, ha señalado que en el cine lo esencial no es solo el resultado, "es la increíble aventura de vivir otras vidas, comprender otras realidades, conocer misterios espectaculares del corazón humano y compartirlos con el planeta". "La aventura de este largo viaje hacia Ítaca es considerablemente más enternecedora de lo que jamás hubiese podido soñar desde el salón de la vivienda de mis progenitores", expresó.

Penélope Cruz ha destacado además de esto la tarea del Festival de San Sebastián y de su directivo, José Luis Rebordinos, que "transporta décadas peleando por el buen cine", mientras que ha pedido al ministro Iceta y a las instituciones que "jamás dejen de resguardar y proteger nuestro cine por el hecho de que es una señal de nuestra identidad y una sección esencial de lo que nos hace reconocernos y comprendernos".

Finalmente, ha dedicado el premio a su marido Javier Bardem y a su familia, y en especial a su hijo y a su hija, que "son lo mucho más fantástico de este planeta". "Tengo bastante fortuna de teneros en mi vida", ha añadido.