• domingo 25 de septiembre del 2022

PNV piensa que EH Bildu da "un cheque en blanco" a Sánchez, al que insta a "ponerse las pilas"

img

Ve una "atrocidad" no ofrecer "voz a la ciudadanía" sobre sus relaciones con el Estado y Europa y protege que Euskadi sea conocida como nación

BILBAO, 3 Jul.

La presidenta del BBB del PNV, Itxaso Atutxa, aseguró que EH Bildu da "prácticamente un cheque en blanco", con su acompañamiento "prácticamente ciego" al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al que ha instado "a ponerse las pilas" para "remarcar la unión de su Gobierno" y "proteger esa mayoría que no posee y que precisa cada semana".

En una entrevista a Radio Euskadi, obtenida por Europa Press, Atutxa aseguró, frente a las expresiones del líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, de que los votantes del PNV eligen al PP en Moncloa, que el dirigente habitual comienza a parecerse a la izquierda abertzale "en el momento en que aseguran que las bases del PNV eligen que haya un convenio con EH Bildu".

Según ha manifestado, las bases del PNV siempre y en todo momento eligen que no haya una mayoría absoluta en Moncloa pues es la "única vía" que acostumbran a tener "para lograr ir logrando algo". "En el momento en que hay mayoría absoluta en Madrid no existimos", ha añadido.

Atutxa indicó que apoyan al de hoy Gobierno desde el "primer instante con la investidura" y acostumbran a acordar "que se cumplen con contrariedad o no se cumplen". En todo caso, ha señalado que un gobierno en Madrid con "aun mayor seguridad que la que en este momento se atisba sería esencial", pero "quién esté lo van a decidir los votantes del Estado".

A su juicio, el presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, se debe "poner las pilas en múltiples sentidos", uno "remarcar la unión de su Gobierno" y, además de esto debe "proteger esa mayoría que no posee y que precisa cada semana", en vez de "ningunear".

Según explicó, hay semanas donde se muestran temas que no conocen los partidos que tienen la posibilidad de ingresar "en un acompañamiento puntual" y ha asegurado que no puede gobernar "únicamente por decreto" pues "no es una manera correcta".

No obstante, ha asegurado que ello "le lleva asimismo a poder terminar la legislatura" y "en el momento en que su compañero de gobierno no le apoya tiene en este momento asimismo al PP presto a respaldar las considerables cuestiones de Estado". "Él piensa que navega con determinada normalidad pero la zozobra es persistente. Llegar de esta forma a diciembre del próximo año se antoja un tanto largo", ha apuntado.

En relación a EH Bildu, ha negado que compitan con la coalición abertzale en Madrid y ha añadido que "cualquier cosa que logren, si funciona bien para Euskadi", la van a aplaudir. "Nosotros llevamos allí mucho más de cien años, no nos encontramos para pequeños celos de recién llegado y ellos tienen que ir concretando una posición de partido mucho más sólido, apartándose de lo que antes era", ha apuntado.

La dirigente jeltzale piensa que EH Bildu dió "prácticamente un cheque en blanco" al Gobierno de Sánchez que, ocasionalmente, cambian por cromos". En este sentido, ha asegurado que el acompañamiento de Bildu sí es "inestimable" para Sánchez por el hecho de que es "prácticamente ciego".

En el ámbito de Euskadi, sí que aseguró que EH Bildu es su "contrincante mucho más directo electoral" en ciertos ámbitos y territorios y ha reconocido que la contrariedad de acordar con Bildu es "manifiesta".

Con en comparación con PSE-EE, ha asegurado que hay afirmaciones de su líder, Eneko Andueza, que no les han dado gusto por "extemporáneas, fuera de tono", aparte de que "ciertas no se ajustaban a la verdad". No obstante, ha manifestado que la relación es buena entre los dos partidos y en el Gobierno vasco asimismo, si bien admite que hay "roces por el hecho de que trabajar en coalición no es simple", que ha calificado de "salvables".

Según ha señalado, tienen "pactos sólidos, bien trabajados y con intención de ámbas ejecutivas" de que esta fórmula ande, y, en este sentido, ha apuntado que, "si es bueno para la sociedad y de esta manera semeja que se refrenda", va a ser "otra de las opciones que pienso que haya que barajar" de cara al futuro. Atutxa no piensa que el PSE-EE les tenga "como alguien a batir" y ha añadido que son "contendientes electorales" pero son "mayores" y, "en un país tan plural, acordar la multitud lo valora".

Frente a la idea de Gure Esku Dago, ANC y Ómnium de este sábado de alumbrar múltiples cimas en acompañamiento a la independencia, aseguró que es un acto "bonito y también atrayente" en un instante en que en Europa, por el nuevo referéndum de Escocia, "se regresa a poner en la mesa un tema que jamás ha desaparecido de la agenda de los partidos nacionalistas". Según ha subrayado, el PNV transporta 127 años comentando de esta cuestión, "de soliciar que Euskadi y otras naciones en el planeta sean reconocidas como naciones".

En su opinión, denegar que ese derecho asiste a los pueblos "carece de sentido" y ha añadido que "no ofrecer voz a la ciudadanía sobre de qué forma desea tener relaciones con el Estado, con Europa, es una atrocidad en pleno siglo XXI". En este sentido, ha subrayado que, por vías democráticas y oyendo a la ciudadanía, el PNV proseguirá "en este empeño".

Por otro lado, con relación a las próximas selecciones municipales y forales, indicó que en Bizkaia la semana siguiente al Alderdi Eguna van a hacer la iniciativa de las candidaturas a diputado general, Presidencia de Juntas Generales y, al lado de organizaciones municipales, a la alcaldía de Bilbao. Según ha precisado, el resto es dependiente de los pueblos pero ahora mismo afirma que les "ve apartados de esta cuestión".

"Pasan y pasaron tantas cosas que contamos alguna precaución sobre lo que ocurra en otoño o invierno, que probablemente sean duros... no nos llevará bastante tiempo el tema de las selecciones", ha añadido.

Por otro lado, ha asegurado que las bases del PNV comprenden que haya mujeres aspirantes pero "deben comprender que no es imposición de las ejecutivas sino admiten lo que las bases resuelvan". En todo caso, ha apuntado que todavía es "mucho más bien difícil que las mujeres den el paso" por el hecho de que todavía es "un ámbito masculinizado, hostil en varias formas a las mujeres". A su juicio, no se habla tanto de lograr que las mujeres concurran en política sino más bien lograr que "la política se acerque a las mujeres".