• jueves 9 de febrero del 2023

PNV y PSE rechazan las enmiendas de integridad de los conjuntos de la oposición a los capitales vascos

img

Las cuentas proseguirán su tramitación con el enfrentamiento de enmiendas parciales, paso antes de su aprobación determinante en el Parlamento

VITORIA, 9 Dic.

El pleno del Parlamento Vasco ha rechazado este viernes las enmiendas a la integridad al Proyecto de Presupuestos de Euskadi para 2023 presentadas por EH Bildu, Elkarrekin Podemos-IU, PP Cs y Vox, que recibieron el voto en oposición a los 2 partidos que tienen dentro el Gobierno Vasco --PNV y PSE-EE--.

El emprendimiento de capitales proseguirá de esta manera su tramitación en la Cámara autonómica, que desde este momento, y como paso antes de la votación determinante de las cuentas, comenzará la etapa de enfrentamiento sobre las enmiendas parciales presentadas por los conjuntos.

En este sentido, el asesor de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, anunció en el pleno que el Gobierno Vasco va a admitir ciertas enmiendas a todos y cada uno de los conjuntos de la oposición, por valor aproximado de 30 millones de euros.

El enfrentamiento final y la previsible aprobación de las Cuentas vascas para 2023 va a tener sitio en el pleno del próximo 23 de diciembre, merced a la mayor parte con la que cuentan PNV y PSE --partidos que sostienen al Gobierno Vasco-- en la Cámara vasca.

La sesión empezó con la intervención del asesor que ha recordado que el emprendimiento de capitales sube a 14.250,7 millones de euros, lo que piensa un aumento del 8,7% respecto al aprobado en 2022, con un incremento de 1.142 millones de euros.

"Los mimbres de este presupuesto son muy sólidos y su solvencia garantiza que Euskadi será con la capacidad de sostener y prosperar el nivel de sus servicios públicos, impulsar la actividad económica y producir empleo", ha asegurado.

Asimismo, ha señalado que el emprendimiento de capitales destina un 76% del total (diez.254,6 millones de euros) a políticas sociales, siendo Salud y Educación los departamentos que mayor aumento presupuestario muestran.

Azpiazu se mostró "decepcionado" con el desarrollo de negociación de los capitales con los conjuntos de la oposición, en tanto que cree "desde el comienzo, ningún conjunto parlamentario tuvo intención real de pactar".

"Insistir en fiscalidad, anclarse en reformas estructurales o proponer aumentos con importes próximos a los 500 millones de euros, de este modo lo comprueban", ha criticado.

En el momento de intervenciones de los conjuntos que han anunciado enmiendas de integridad, la parlamentaria de EH Bildu Nerea Kortajarena explicó que la coalición eligió por reclamar la devolución de las cuentas por el hecho de que "habiendo margen, este gobierno no estuvo a la altura, y no ha amado explotar los condicionantes convenientes que se daban este año para prosperar la vida de la ciudadanía y enfrentar el futuro con garantías".

La representante de Elkarrekin Podemos-IU, Miren Gorrotxategi, explicó que la enmienda a la integridad que han anunciado "no es sencillamente una enmienda a un presupuesto", ni "responde a la contingencia preelectoral" es una enmienda a "un modelo político y popular, a un emprendimiento de país" que no distribuyen por el hecho de que "no resguarda y no fortalece sus servicios públicos".

Por su parte, el presidente del conjunto PP Cs, Carlos Iturgaiz, ha criticado la "poca receptividad" del Gobierno en la negociación presupuestaria y ha denunciado su "destacable cerrazón a bajar impuestos". Además, piensa que estos son unos capitales "poco realistas" y ha defendido la necesidad de "dar seguridad y certeza a la sociedad" en instantes de crisis, "todo lo opuesto de lo que hacen estos días en Osakidetza, por servirnos de un ejemplo".

La parlamentaria de Vox, Amaia Martínez, ha defendido su enmienda de integridad como medida de contestación frente a unos capitales "ideológicos" y caracterizados por las "obsesiones" de los conjuntos que tienen dentro el Gobierno Vasco.

Más información

PNV y PSE rechazan las enmiendas de integridad de los conjuntos de la oposición a los capitales vascos