• sábado 24 de septiembre del 2022

Sánchez afirma a Blanco que proseguirán "empeñados en la memoria y el recuerdo" si bien ningún reconocimiento sea "bastante"

img

Protege crear "una memoria colectiva" a fin de que "la sociedad no olvide" y resalta el Espíritu de Ermua como el de "la unidad y la paz"

BILBAO, diez Jul.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha movido a Mari Mar Blanco, hermana del edil habitual ejecutado por ETA, que van a proseguir "empeñados en la memoria y el recuerdo", si bien es siendo consciente de que ningún reconocimiento ni medida va a ser "jamás bastante" para compensar la sepa de su familiar.

Sánchez hizo estas manifestaciones en Ermua (Bizkaia) a donde ha acudido para ayudar al homenaje a las víctimas del terrorismo con ocasión del XXV aniversario del secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco.

Precisamente, en su alegato se ha dirigido de forma directa a su hermana, Mari Mar Blanco, para trasladarle que son siendo conscientes de que "ni todos y cada uno de los actos de reconocimiento, ni la distribución de condecoraciones ni las medidas de carácter asistencial de acompañamiento, ni los homenajes van a ser jamás suficientes para compensar la sepa de tu hermano Miguel Ángel".

"Ni la de Miguel Ángel, ni la de todos esos hombres y mujeres que, como él, salieron un día a trabajar, a proteger sus ideas políticas en un Ayuntamiento, a redactar en un periódico, a ofrecer clase en la facultad o sencillamente a pasear y jamás mucho más retornaron dejando en sus familias un hueco insustituible", ha apuntado.

Sánchez ha manifestado que, pese a eso, tienen que proseguir "empeñados en la memoria y en el recuerdo". "Y debemos proseguir empeñados en el aprecio hacía las víctimas, pues una parte de nuestra dignidad como sociedad se la debemos a todas y cada una ellas", ha añadido.

El presidente del Gobierno indicó que la paz ha costado "bastante mal" y expresó su deseo de que ese "mal se convierta terminantemente en una conciencia colectiva indestructible que resguarde siempre y en todo momento de la crueldad".

En su alegato, ha señalado que hay instantes en los que se es consciente como pueblo de que se asiste a un hecho que "formara una parte de la historia" y indicó que hace 25 años el "despiadado asesinato de Miguel Ángel Blanco fijó una fecha primordial en la narración de la democracia".

"Todos, si echamos la visión atrás, recordamos dónde estábamos el 13 de julio de 1997 en el momento en que llegó la peor de las novedades", ha añadido el presidente.

Ha añadido que asimismo recuerdan que nació "un frente común espontáneo contra la crueldad, la injusticia y la barberie", el de una ciudadanía, "la ciudadanía vasca y de españa, que fatigada de sentir temor y mucho más unida que jamás se encaró al terrorismo".

"Con las manos blancas repletas de paz, usando exactamente el mismo ademán que habían empleado una cantidad enorme de alumnos un año antes en la Universidad autónoma de Madrid, tras el homicidio de Francisco Tomás y Valeroso", ha añadido. Según ha recordado, miles de individuos "abrieron esas manos blancas" en manifestaciones "masivas" por toda Euskadi y por toda España y juntos se demandó "justicia, paz y independencia".

"Jamás mucho más tendríamos temor y jamás mucho más nos quedaríamos en silencio por culpa de esos que recurrieron a la crueldad contra todo el que pensara diferente", ha apuntado.

Sánchez indicó que la memoria colectiva del país que es la "de todos, la que se comparte" está "atravesada con lo que sucedió en la sociedad vasca y en la sociedad de españa a lo largo de aquellas horas de sádico últimamátum".

Según ha subrayado, algo cambió a todos "para toda la vida" y, desde ese momento, España fue "un país distinto que jamás mucho más se doblegaría frente al terror".

Sánchez ha añadido que el Espíritu de Ermua que nació entonces es "el espíritu de la unidad y de la paz, es el espíritu de la convivencia y la concordia". "Y es esa huella imborrable que da nombre a este homenaje y que le debemos a Miguel Ángel Blanco", ha apuntado.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recordado que el mes pasado de octubre se generaba el décimo aniversario del fin del terrorismo en España, diez años en los que se ha debido "reconstruir todo lo que, con violencias, con amenazas, con expolies y con intimidación, habían intentado eliminar".

"Diez años para rememorar que, si bien ETA no logró ninguno de sus propósitos, dejó tras de sí víctimas fatales (854), 86 víctimas de raptos y mucho más de 7.000 heridos, sin contar las familias de todos ellos. Diez años en los que aquellas esperanzas de paz que exigíamos en 1997 se convirtieron al fin en una situación", dijo.

Pedro Sánchez ha asegurado que, si el día de hoy Euskadi y España son "países libres y en paz" es merced a todos "los que apostaron por la unidad de los partidos en oposición al terror y el odio" y asimismo merced a la tarea de la justicia, a la "indispensable" colaboracion en todo el mundo, al "apreciado y valeroso" trabajo de las FSE, de la Ertzaintza y de la Policía Municipal y, evidentemente a la sociedad vasca y a la de españa".

En su alegato, ha subrayado que varios jóvenes de el día de hoy no habían nacido en el momento en que Miguel Ángel Blanco fue ejecutado y indicó que "por fortuna" medra "una generación que no ha vivido en una España cercada por la acción del terrorismo". Según indicó, esa es una "enorme alegría", pero ha defendido que hay que proseguir "contando esta historia y sostenerla viva por el hecho de que asimismo meritan conocerla".

"Y por el hecho de que asimismo requerimos que la sociedad no olvide", ha apuntado Sánchez, que ha señalado el ahínco de organizaciones de la sociedad civil vasca por "sostener la memoria de Miguel Ángel y la memoria de todas las víctimas del terrorismo", ha manifestado.

Asimismo, ha añadido que asimismo son esencial ideas como las que se están desplegando por la parte de los ministerios de Interior y de Educación y Formación Profesional que, bajo el título "Memoria y Prevención del terrorismo", van a llevar testimonios directos de las víctimas a las salas de la educación secundaria y el bachillerato en toda España.

También indicó que hay "un enorme ejemplo" de esta novedosa página de la historia fue la inauguración del Museo Centro memorial de las víctimas del terrorismo en Vitoria que, "si algo hará es proteger y dar a conocer los valores democráticos y éticos que encarnan las víctimas".

"Espacios que se levantan para crear una memoria colectiva y seguir la defensa de la independencia y de los derechos humanos. Y lo es asimismo el ejercicio de la memoria que realizáis aquí el día de hoy en Ermua como es este acto institucional conmemorativo", ha añadido.