Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

Sare desmiente a Itxaso y niega la aplicación de una legislación ordinaria normalizada a los presos de ETA.

Sare desmiente a Itxaso y niega la aplicación de una legislación ordinaria normalizada a los presos de ETA.

BILBAO, 14 Ene. - Sare ha respondido al delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso, que "no es cierto" que se aplique a los presos de ETA una "legislación ordinaria normalizada". "Es pura excepcionalidad y él lo sabe", han expresado.

Los portavoces de Sare Bego Atxa y Joseba Azkarraga han valorado este domingo la manifestación celebrada ayer en Bilbao de apoyo a los reclusos de la banda y han destacado que la movilización de "decenas de miles de personas" supone un "respaldo para seguir trabajando contra las políticas de excepción".

"Nuestra posición tiene que ser la de continuar empujando hasta conseguir que los presos, en función de una política penitenciaria de carácter ordinario, salgan en libertad", ha defendido.

Tras incidir en que no solicitan para los reclusos "privilegios", ha reclamado el fin de una legislación "ad hoc" que "nada tiene que ver "con los momentos que vive la sociedad vasca".

En este sentido, y cuestionado por las declaraciones del delegado del Gobierno, Denis Itxaso, en las que aseguraba que se aplica a los presos de ETA una legislación ordinaria, Azkarraga lo ha rechazado.

"Él sabe perfectamente que lo que se aplica no es una legislación normalizada, sino la misma que aprobó José María Aznar en 2005 para quitar competencias de los juzgado de proximidad. Eso se aprueba con una ETA actuando y no estamos en esa situación", ha indicado, al tiempo que ha rechazado las condenas de 40 años y el hecho de que no se compute la parte de la condena cumplida en cárceles francesas. "No es cierto que haya una legislación ordinaria normalizada. Es pura excepcionalidad y él lo sabe", ha expresado.

Respecto al respeto que muestra Sare hacia las decisiones judiciales, Azkarraga ha defendido que son las propias decisiones judiciales las que "se tienen que hacer respetar".

"Es muy difícil que podamos respetar decisiones cuando están contaminadas por decisiones políticas. Cuando la política entra por la puerta de la Audiencia Nacional, la justicia sale escopeteada por la ventana", ha denunciado.