• domingo 02 de octubre del 2022

Se sostiene la previsión de elevadas temperaturas en Euskadi, tras una madrugada con mínimas de 20 grados

img

BILBAO, 17 Jun.

El Departamento vasco de Seguridad sostiene para este viernes y sábado la alarma naranja frente a la previsión de elevadas temperaturas, que rondarán los 40 grados. En las primeras horas de este viernes, las temperaturas mínimas han rondado los 20 grados.

En preciso, este viernes se han registrado temperaturas mínimas en la región ribereña de 20,2 grados, en la región cantábrica interior de 20 grados, en la región de transición de 18,2 grados y en la región del eje del Ebro de 21,2 grados.

En esta día, está activa, hasta las ocho de la tarde, la alarma naranja por temperaturas altísimas frente a la previsión de que se alcancen los 38 grados en la región cantábrica interior, la región de transición y el eje del Ebro. En la costa, por su lado, está activo desde la una hasta las siete de la tarde el aviso amarillo, con una estimación de que las máximas ronden los 33 grados.

También se ha predeterminado, a lo largo de toda la día, aviso amarillo por peligro de que las temperaturas altas sean persistentes. Se aguardan mínimas de 20 grados en la región ribereña y región cantábrica interior, los 18 en la región de transición y los 21 en la región del eje del Ebro.

Por este fundamento y por el viento de ingrediente sur y la baja humedad relativa, está del mismo modo activo el aviso amarillo por peligro de incendio forestal dentro de Euskadi.

Para el sábado, se va a repetir la alarma naranja desde el principio de la día hasta las seis de la tarde frente al peligro de que temperaturas altas persistentes. Se aguardan mínimas de 21 grados y máximas de 39 en la región ribereña y temperaturas de entre 20 grados de mínima y 40 de máxima en la región cantábrica interior. Asimismo, se aguardan 18 grados de mínima y 38 de máxima en la región de transición y 20 de mínima y 38 de máxima en la región del eje del Ebro.

Durante las primeras horas de la tarde se generará un giro a nordoeste que favorecerá un descenso brusco de la temperaturas, que se extenderá de manera progresiva desde el oeste hacia el este y desde el litoral hacia el interior, con lo que se estima un descenso de entre diez y 15 grados. Por este fundamento, entre las tres y las seis va a haber aviso amarillo por galerna, con ráfagas que podrían sobrepasar los 60 o los 70 km/h.

También va a haber a lo largo de la día alarma naranja por peligro de incendios forestales en el interior y aviso amarillo en el litoral, gracias a las elevadas temperaturas, a la intensidad del viento y a la baja humedad relativa.

Para el domingo, en cambio, solo va a estar ahora activo el aviso por incendios en Álava frente a la previsión de elevadas temperaturas y baja humedad relativa.

Más información

Se sostiene la previsión de elevadas temperaturas en Euskadi, tras una madrugada con mínimas de 20 grados