• martes 16 de agosto del 2022

Tres mujeres denuncian haber sufrido pinchazos en el primero de los días de fiestas de Vitoria-Gasteiz

img

BILBAO, 5 Ago.

Tres mujeres han denunciado haber sufrido pinchazos en el primero de los días de fiestas de Vitoria-Gasteiz, a lo largo del chupinazo y la bajada de Celedón, según confirmó el alcalde, Gorka Urtaran.

En una entrevista a Radio Euskadi, obtenida por Europa Pres, Urtaran ha señalado que la noche fué "bastante apacible, si bien hubo múltiples incidencias, lo que puede suceder un fin de semana habitual y corriente", pero confirmó que esta pasado jueves, tras el chupinazo y la bajada de Celedón, tres mujeres se aproximaron a los puestos de socorro para denunciar que habían sufrido algún pinchazo".

Los hechos se han denunciado frente a la Ertzaintza y se pusieron predisposición de las perjudicadas los servicios sanitarios, se está estudiando y se ha habilitado el protocolo pertinente.
"Esperemos se pudiese ofrecer con estos malvados que quieren licuar las fiestas singularmente a las mujeres con esta clase de prácticas", ha confiado el alcalde.

Urtaran ha señalado que ayer, en la bajada de Celedón, "estábamos en la plaza mucho más de 50.000 personas y fueron tres los que no nos tienen la posibilidad de licuar la celebración", con lo que espera que los ciudadanos logre continuar y quisiera que tengamos la posibilidad proseguir "gozando de las fiestas de la Virgen Blanca, desde las ganas de divertirnos que disponemos todos y desde el respeto a el resto".

Para el alcalde, es "completamente inaceptable y también inaceptable esta clase de peste machista que se está propagando por toda Europa y que lo que quiere, esencialmente, es coartar la independencia de las mujeres y amenazarlas, y limitar su derecho a gozar del espacio público y de nuestras fiestas". Por ello, dijo que hay que ser "muy concluyente" contra "estos machitos predadores que quieren licuar la celebración al mundo entero".

Por otro lado, confirmó que no hubo demandas por agresiones sexuales "de entrada", si bien sí algún episodio de crueldad machista pero "fuera de lo que es el espacio festivo", algo que, según ha lamentado, "se genera todos y cada uno de los fines de semana". Asimismo, indicó que hubo algún detenido por desacato la autoridad, "pero cosas menores y que asimismo suceden en cualquier fin de semana en Vitoria-Gasteiz".