Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

TSJPV ratifica condena a cadena perpetua revisable por asesinato en Vitoria

TSJPV ratifica condena a cadena perpetua revisable por asesinato en Vitoria

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha confirmado la prisión permanente revisable impuesta por la Audiencia Provincial de Álava a un hombre por asesinar a otro. El hombre lanzó a la víctima al vacío desde una altura de tres metros y medio dentro de las instalaciones de una antigua fábrica en Vitoria, y luego la apuñaló y golpeó con objetos contundentes.

En una sentencia fechada el 9 de octubre, el TSJPV rechazó el recurso del acusado contra la condena emitida el 19 de mayo de 2023 por la Audiencia alavesa. La Audiencia, basada en el veredicto de culpabilidad de un jurado popular, lo encontró culpable de un delito de asesinato y otro de lesiones.

Por el asesinato, fue condenado a prisión permanente revisable, mientras que por las lesiones fue sentenciado a tres años de prisión. Además, se le ordenó pagar una indemnización total de 281.589 euros a los familiares de la víctima.

Según los hechos probados, el acusado llevó a su víctima a una antigua fábrica en Vitoria el 23 de julio de 2020 y le golpeó en la ceja izquierda con un objeto contundente. Luego, lo empujó por un hueco del edificio, causando que cayera desde una altura de tres metros y medio hasta el suelo.

Después de observar la escena desde el primer piso, el acusado bajó al patio y decidió acabar con la vida de la víctima cuando comprobó que aún estaba viva. La arrastró a una sala dentro de la fábrica, donde la apuñaló y golpeó en la cabeza con un travesaño de madera y un cascote de hormigón de unos 12 kilos de peso, provocando finalmente su muerte.

La sentencia establece que antes de los hechos, ambos habían estado consumiendo alcohol, pastillas y fumando porros. Además, la víctima tenía una discapacidad y dependencia reconocidas, mientras que el acusado tenía sus facultades cognitivas suficientes para comprender sus actos.

La Audiencia de Álava señaló en su fallo que el acusado se aprovechó de la indefensión en la que se encontraba la víctima debido al consumo de drogas y medicamentos, y buscó un lugar cerrado donde no pudiera recibir ayuda ni ser visto por nadie para acabar con su vida.

La defensa del acusado presentó un recurso ante el TSJPV argumentando, entre otras cosas, la infracción del principio "non bis in idem" (prohibición a ser sancionado dos veces por el mismo delito). Alegaron que se le había aplicado el tipo agravado del artículo 140.1 del Código Penal, que establece las condiciones para condenar a prisión permanente revisable, junto con la agravante de alevosía.

El tribunal afirmó que no había vulneración del principio "non bis in idem" porque la alevosía que cualifica el asesinato tiene un fundamento distinto a la hiperagravación castigada con prisión permanente revisable. El artículo 140.1.1 del Código Penal busca otorgar una mayor protección a un grupo de víctimas más vulnerables, lo cual justifica una mayor pena.

El TSJPV también destacó que la víctima era una persona especialmente vulnerable y que el acusado era consciente de eso. Consideró que la prueba examinada era adecuada, suficiente y tenía un contenido netamente incriminatorio. Además, el tribunal elogió la Audiencia alavesa por construir el juicio de autoría de manera lógica y coherente, con el grado de certeza necesario para fundamentar la condena. Contra esta sentencia se puede interponer un recurso de casación ante el Tribunal Supremo.