• viernes 07 de octubre del 2022

Una cadena humana en las playas de Gorliz y Plentzia demanda políticas migratorias "de avance y acogida"

img

BILBAO, 27 Ago.

Un centenar de personas han formado una cadena humana este sábado en las playas vizcaínas de Gorliz y Plentzia para reclamar a las instituciones unas políticas migratorias "de avance y acogida", tanto en los países de origen como en los de destino.

Convocados por la interfaz Ongi Etorri Errefuxiatuak, los competidores en la idea 'Marea Amarilla' han reivindicado lemas como 'Nadie es ilegal', 'Europa, ruin, abre la muralla' o 'Ni muros ni fronteras ni muerte en las patera'.

Las ocupaciones programadas a lo largo de esta edición nueva de la 'Marea Amarilla' tienen como propósito alertar de la verdad a la que se combaten "miles de individuos en el mundo entero que, por distintos causas, se ven obligadas a dejar sus países de origen y también comenzar un tortuoso sendero lleno de peligros y de adversidades intentando de llegar a Europa".

Asimismo, los competidores han demandado a las instituciones que adopten políticas migratorias y de acogida que respeten los derechos humanos recogidos en los diferentes tratados de todo el mundo.

La asociación ha denunciado que mucho más de 28.000 personas han fallecido desde 2014 tratando llegar a Europa o en sus fronteras interna.

Asimismo, explicó que, entre los días 30 de septiembre y 1 de octubre, se marcha a festejar en Bruselas un acto de queja con el lema 'Derechos. No mucho más muertes por migrar' reclamar a las instituciones de europa medidas específicas que aseguren los derechos humanos de la gente migrantes y "poder la regularización de todas y cada una la gente que llegaron y viven en la Unión Europea".

El representante de Ongi Etorri Errefuxiatuak Luis Guridi ha lamentado, en este sentido, que las presentes políticas de europa en esta materia están orientadas mucho más a "una política de seguridad, que de avance, de acogida y de derechos humanos". "El propósito es que el inconveniente se quede en las fronteras de los países transmisores y no venga aquí", ha criticado.

Guriri ha inisstido en la necesidad de emprender la migración no "en concepto de inconveniente, sino más bien de ocasión" pues, según ha planteado, "son gente que requerimos". De este modo, ha apelado a emprender el fenómeno migratorio con una política "consensuada y respetuosa con los derechos humanos", sabiendo las pretensiones de los países de origen, de los países de destino y de los propios inmigrantes.

Más información

Una cadena humana en las playas de Gorliz y Plentzia demanda políticas migratorias "de avance y acogida"