• martes 27 de septiembre del 2022

Urkullu comunica una exclusiva deflactación de IRPF y incremento del diez% en las AES en un programa dotado con 400 millones

img

También recopila ayudas al campo de la nutrición y una línea de crédito particular para compañía intensivas en energía, pequeñas y medianas empresas y autónomos

BILBAO, 22 Sep.

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, anunció una exclusiva deflactación del IRPF que entraría en vigor el 1 de enero de 2013 para atenuar la inflación subyacente sosprechada, una medida que se enmarca en un programa llamado Hitzartuz, dotado con 400 millones, que asimismo contempla un incremento del diez% en las Ayudas de Emergencia Social (AES), una línea de crédito particular para compañías intensivas en energía, pequeñas y medianas empresas y autónomos, tal como ayudas al ámbito de nutrición para atenuar el encontronazo de la inflación y otras de eficacia energética.

Iñigo Urkullu ha detallado este nuevo bulto de medidas en el marco del Pleno de Política General que este jueves se festeja en el Parlamento vasco, en el que asimismo ha detallado 40 medidas concretas que se van a poner en marcha este curso político y que argumentan a la estrategia "común" del Desarrollo Humano Sostenible de Euskadi.

Urkullu ha señalado que en el Pleno monográfico festejado el pasado 8 de abril sobre la guerra de Ucrania, se puso de manifiesto la necesidad de ofrecer una contestación que paliara los perjudiciales efectos de la subida extendida de costes y del coste de la energía en las familias y compañías vascas".

Ha recordado que en el mes de abril se dio una primera contestación con un programa de medidas valorado en 200 millones y ha adelantado un nuevo bulto de medidas. En preciso, ofrece, en colaboración con el resto de las instituciones vascas, la puesta en marcha del Programa Hitzartuz que va a tener un encontronazo de 400 millones, que se financiará con elementos presupuestarios propios, fondos expepcionales del "recargo" a compañías energéticas y financieras y fondos de europa.

Su propósito es remarcar el acompañamiento a los colectivos con mayores adversidades para abonar la factura energética y contemplar sus pretensiones básicas; compensar la pérdida de poder de compra al grupo de familias y ciudadanía; y respaldar al tejido empresarial, facilitando el ingreso al crédito a aquellas compañías ejecutables que estén atravesando una coyuntura dificultosa.

El programa incluye ocho medidas como la de una exclusiva deflactación del IRPF que entraría en vigor del 1 de enero de 2023, un incremento del diez% en las Ayudas de Emergencia Social, achicar el coste de abastecimientos en el parque de vivienda popular, para comunidades con instalaciones centralizadas y también aumentar el límite de capital para el ingreso a vivienda popular.

También se contemplan ayudas al ámbito de nutrición para atenuar el encontronazo de la inflación en la ciudadanía y ayudas de eficacia energética.

Junto a ello, se incluye un crédito particular para compañías intensivas en energía, pequeñas y medianas empresas y autónomos y el refuerzo del Programa de ayudas para incitar el ahorro y el autoconsumo por medio de la generación de energías renovables en compañías, pequeñas y medianas empresas, personas autónomas y polígonos industriales.

El Lehendakari ha defendido asimismo "un plan, con cinco preferencias y 40 medidas" a establecer este curso político que ha llamado "Estrategia caracteristica de Euskadi" y que responde a "un diagnóstico y un programa de acción compartido".

Según aseguró, "la agenda de preferencias para Euskadi viene cierta por la necesidad de enseñar respuestas eficaces que agrupo en cinco ámbitos de actuación" y que son cohesión popular; empleo, industria y desarrollo sostenible, contestación al cambio climático; reto demográfico y juventud y Euskadi-Basque Country.


(Va a haber ampliación)

Más información

Urkullu comunica una exclusiva deflactación de IRPF y incremento del diez% en las AES en un programa dotado con 400 millones