• domingo 25 de septiembre del 2022

Varios cientos y cientos de personas forman una cadena humana contra las agresiones machistas y racistas en fiestas de Bilbao

img

BILBAO, 27 Ago.

Varios cientos y cientos de personas han formado este sábado por la tarde una cadena humana que ha paseo el recinto festivo de Bilbao para protestar por las agresiones machistas y racistas, y para reclamar unas fiestas "sin asaltos" de ningún género.

Convocadas por las comparsas de Bilbao, 2 cadenas humanas han salido a las 17.30 horas desde la Plaza del Arriaga para recorrer, por lados opuestos, el recinto festivo, y confluir más tarde en el punto de inicio, en oposición al Teatro Arriaga.

Portavoces de Bilboko Konpartsak, acompañadas de la txupinera y pregonera de Aste Nagusia 2022, Itziar Lazkano y también Iratxe Palacios, respectivamente, han leído en español y euskera un artículo en el que han denunciado que este pasado viernes tuvieron que encender, por segunda vez en esta Aste Nagusia, el "protocolo contra las agresiones en Aste Nagusia".

Por un lado, enseñaron su repulsa frente "muchas reacciones y agresiones machistas contra las mujeres" que se han registrado en el espacio festivo, como "tocamientos, insultos y baboseos", y por otra parte, han culpado "reacciones racistas contra gente racializada".

Asimismo, han señalado que la Policía Municipal hizo identificaciones a manteros "de manera bastante beligerante". También han censurado que agentes de la Policía Local "se hayan dirigido de madrugada contra los integrantes de Atxuri Harrera", que ayudan con las comparsas "en la obtenida de vasos", para retenerles en un portal.
"Les han cacheado, han rastreado los móviles inteligentes y han procedido a su identificación por su procedencia, sin atender las explicaciones del colectivo", apuntaron.

Ante ello, han asegurado que están "hartos" de todas y cada una estas ocasiones y han culpado "cualquier acto opuesto a la intención de las mujeres y de la gente racializadas".

"Nos encontramos hartos de los asaltos que condicionan nuestra vida en nuestro derecho a vivir las fiestas en independencia. Queremos un espacio festivo sin crueldad, con independencia de el atacante sea policía o un machirulo. ¡Por una Aste Nagusia libre de agresiones, ningún ataque sin contestación!. La calle, la noche y las fiestas asimismo son nuestras", han subrayado.

Durante el paseo, la gente que formaban la cadena humana han portado pañuelos morados y amarillos (estos último de 'Ongi etorri Errefuxiatuak'), y han proferidos chillidos contra las agresiones contra las mujeres y contra los migrantes.