La empresa de ambulancias La Pau denuncia un alto absentismo y huelga "encubierta" en Bizkaia y Álava.

La empresa de ambulancias La Pau denuncia un alto absentismo y huelga

La cooperativa de ambulancias La Pau ha denunciado una serie de problemas que están afectando a sus servicios. Según la empresa, durante varios meses han sufrido una "huelga encubierta" por parte de una parte de la plantilla, lo que ha llevado a "alteraciones constantes" en los servicios y retrasos en la atención a los pacientes. La cooperativa también ha denunciado el sabotaje a las ambulancias, con pinchazos en unidades esta mañana en Leioa y Getxo, siendo ya 169 las ambulancias saboteadas.

La huelga encubierta se estaría llevando a cabo mediante un aumento del absentismo laboral del 25% del total de la plantilla y un exceso injustificado de celo profesional. Además, algunos trabajadores estarían intentando demorar intencionadamente el servicio, lo cual afecta gravemente la calidad y eficiencia de los servicios en Bizkaia y Álava.

Según La Pau, una parte de la plantilla estaría llevando a cabo esta huelga encubierta debido al escaso seguimiento de las huelgas convocadas por los sindicatos hasta ahora. La cooperativa ha registrado un aumento significativo del absentismo laboral, superando el 25% del total de la plantilla.

Este nivel de absentismo, según la cooperativa, intenta impedir el normal desarrollo de los servicios programados y urgentes con el objetivo de presionar a la empresa para ceder ante las pretensiones de los trabajadores. Además, algunos miembros del equipo estarían mostrando un exceso injustificado de celo profesional, lo cual está generando interferencias en la atención. También se han registrado intentos de retrasos intencionados en la respuesta a servicios, poniendo en peligro la comodidad, salud y seguridad de los pacientes.

La Pau también ha denunciado sabotajes directos a sus ambulancias, comprometiendo la integridad de los equipos y poniendo en riesgo la vida de los pacientes que requieren asistencia médica urgente. Desde septiembre, se han saboteado un total de 169 ambulancias, lo que está causando problemas y trastornos a los pacientes.

La cooperativa ha condenado enérgicamente estas acciones y ha solicitado a los sindicatos que condenen los actos vandálicos. Según La Pau, cada ambulancia saboteada representa retrasos y problemas para los pacientes, además de poner en riesgo la integridad y salud de quienes son trasladados en las ambulancias.

A pesar de las dificultades, La Pau ha reafirmado su compromiso con el diálogo y la búsqueda de soluciones. Hacen un llamamiento a los representantes de los trabajadores a recuperar un diálogo constructivo y a dejar las coacciones y amenazas hacia sus compañeros que quieren trabajar. La cooperativa espera que, a través de un entendimiento mutuo, se pueda superar esta situación y continuar brindando un servicio vital para la comunidad.

Por último, La Pau agradece la comprensión de la ciudadanía y se reafirma en su compromiso inquebrantable con la prestación de servicios de emergencia médica de la más alta calidad.

Tags

Categoría

País Vasco