Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

Desciende la cantidad de casos en los juzgados vascos, pero aumentan los que están pendientes de resolución.

Desciende la cantidad de casos en los juzgados vascos, pero aumentan los que están pendientes de resolución.

La comunidad autónoma de Euskadi destaca por tener la tasa de litigiosidad más baja, con 103,2 asuntos por cada 1.000 habitantes.

BILBAO, 18 Mar. - Los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) publicados este lunes revelan que los asuntos ingresados en los órganos judiciales vascos descendieron un 1,6% en 2023 en comparación con el año anterior. Además, los asuntos resueltos disminuyeron un 7,6%, mientras que los asuntos pendientes de resolver aumentaron un 17,3%.

El pasado año, los juzgados y tribunales de Euskadi recibieron un total de 228.815 nuevos asuntos y resolvieron 208.264, dejando un total de 132.645 en trámite al final del período.

Según el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, los asuntos ingresados disminuyeron en todas las jurisdicciones excepto en el Contencioso-Administrativo, donde hubo un aumento del 5%. En la jurisdicción Penal, se registraron 101.107 asuntos, un 1,9% menos que el año anterior, mientras que en la Civil hubo 95.675 nuevos casos y en lo Social llegaron 24.296.

El País Vasco tuvo la tasa de litigiosidad más baja de España el año pasado, con 103,2 asuntos por cada 1.000 habitantes, en comparación con la media nacional de 145,7 asuntos por cada 1.000 habitantes.

En el último trimestre de 2023, los órganos judiciales vascos recibieron 63.103 asuntos, un 4,6% más que en el mismo período de 2022. Los casos resueltos aumentaron un 3,9% interanual, dejando un total de 132.645 asuntos en trámite al final del cuarto trimestre del año.

En cuanto a las jurisdicciones, los mayores incrementos interanuales en el ingreso de nuevos asuntos se dieron en Civil y Social, con un aumento del 6,6% en ambas. La tasa de litigiosidad en Euskadi en el cuarto trimestre del año pasado fue la más baja de todas las comunidades autónomas, con 28,5 asuntos por cada 1.000 habitantes.