Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

El desastroso año de Siemens Energy: pérdidas históricas de 4.588 millones en 2023 debido a Gamesa.

El desastroso año de Siemens Energy: pérdidas históricas de 4.588 millones en 2023 debido a Gamesa.

Siemens Energy, la compañía de energía alemana, ha informado de un aumento en sus pérdidas netas a una cifra récord de 4.588 millones de euros en su ejercicio fiscal 2023. Esto representa más de seis veces los números rojos de 712 millones de euros del año anterior. La empresa ha culminado un acuerdo para obtener líneas de crédito del Gobierno alemán, su matriz Siemens AG y la banca, para poder respaldar el crecimiento de los pedidos y afrontar los problemas en su negocio eólico y en Siemens Gamesa.

Estos problemas han llevado al grupo a recibir un rescate por parte del Gobierno alemán, Siemens AG y los bancos. La compañía atraviesa dificultades debido a los problemas de calidad en su negocio de energía eólica terrestre, así como los costos crecientes y los desafíos en la expansión de su negocio de energía eólica marina. Debido a estos factores, Siemens Energy no prevé alcanzar el punto de equilibrio hasta 2026 y está revisando todas sus actividades para recuperar la rentabilidad.

A pesar de las malas noticias financieras, Siemens Energy ha recibido un récord de pedidos, alcanzando los 112.000 millones de euros. La cartera de pedidos ha aumentado un 33,8% en comparación con el año anterior. El CEO de Siemens Energy, Christian Bruch, ha destacado que, a pesar de los desafíos, la compañía ha cumplido o superado los objetivos en todos los negocios, excepto en el sector eólico.

Para el futuro, Siemens Energy tiene como objetivo dejar atrás las pérdidas y alcanzar un beneficio neto de hasta 1.000 millones de euros en 2024. La empresa espera un crecimiento de las ventas de entre 3% y 7% para el próximo ejercicio fiscal, y un margen de beneficios antes de partidas especiales de entre -2% y 1%. Además, ha llegado a un acuerdo de rescate con el Gobierno alemán, que proporcionará garantías de 7.500 millones de euros, y un consorcio de bancos aportará 11.000 millones de euros a Siemens Energy. El acuerdo está sujeto a aprobación formal.