Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

Incremento de controles de alcoholemia y drogas en diciembre por parte de Ertzaintza y policías locales.

Incremento de controles de alcoholemia y drogas en diciembre por parte de Ertzaintza y policías locales.

El Gobierno Vasco refuerza los controles preventivos de alcohol y drogas a los conductores durante este mes. La Ertzaintza, en colaboración con las policías locales, llevará a cabo estas acciones los días 11 al 17 y del 28 al 31 de diciembre.

Según la Ley de Seguridad Vial (LSV) y el Reglamento General de Circulación (RGC), someterse a estos controles es obligatorio para todos los conductores que sean requeridos por la autoridad o sus agentes. En caso de negarse, se les podrá imputar un presunto delito contra la seguridad vial.

El objetivo de estos controles es retirar de la circulación a aquellas personas que hayan consumido sustancias que afecten a la conducción, para evitar accidentes de tráfico. La directora de Tráfico del Gobierno Vasco, Estibaliz Olabarri, ha destacado que el consumo de alcohol o drogas reduce las capacidades de los conductores, por lo que es importante actuar con responsabilidad.

Los controles de alcoholemia incluyen dos pruebas de aire espirado, con un intervalo de al menos 10 minutos. Si el resultado es inferior a 0,25 miligramos de alcohol por aire espirado, la persona puede continuar su ruta. Si el resultado es superior a 0,25 pero inferior a 0,60 miligramos, se considerará una infracción administrativa. Si es superior a 0,60, se considerará un delito contra la seguridad vial.

En caso de observar signos evidentes de ingesta de alcohol que afecten a la conducción, los agentes imputarán un posible delito contra la seguridad vial por conducción bajo los efectos del alcohol.

En caso de dar positivo en la prueba, se podrá repetir a efectos de contraste, preferentemente mediante análisis de sangre. Si la persona se niega a realizar la prueba o da positivo, se inmovilizará el vehículo, a menos que pueda llevarlo otra persona después de dar negativo en la prueba.

La infracción por dar positivo se considera una infracción administrativa muy grave y se sanciona con multas de 500 a 1.000 euros y la retirada de puntos del carnet de conducir.

En el caso del control de drogas, se realiza una prueba de saliva que se analiza en un dispositivo autorizado. Si el resultado es positivo, se confirma en un análisis en laboratorio. Las sanciones por dar positivo en el control de drogas también incluyen multas de 1.000 euros y la retirada de puntos.

En el caso de haber tomado fármacos por prescripción médica, se dispone de un plazo de 20 días naturales para presentar alegaciones después de recibir la notificación de la denuncia.