Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

Bilbao aprueba medida de aumentar tasas e impuestos para 2024 alegando necesidad y equidad fiscal

Bilbao aprueba medida de aumentar tasas e impuestos para 2024 alegando necesidad y equidad fiscal

El primer pleno ordinario del nuevo mandato en el Ayuntamiento de Bilbao ha aprobado, con los votos únicamente del equipo de gobierno de PNV y PSE, un incremento general del 3% en impuestos y tasas municipales para 2024. Esta medida, que se adopta después de tres años consecutivos de congelación, permitirá ingresar en torno a los 5,2 millones, según ha indicado la edil de Hacienda, Marta Ajuria.

La modificación de las ordenanzas fiscales de 2024 incluye diversas novedades. Entre ellas se ha aprobado, en el caso del IBI, la aplicación del recargo de vivienda vacía (25%) en los inmuebles en los que se desarrollen actividades de alojamiento, como son los pisos turísticos. También se recupera la bonificación en el IBI para familias numerosas con diferentes porcentajes en función de los valores catastrales, salvo aquellas de mayor valor. Se estima en unas 1.500 el número de familias bilbainas beneficiadas.

Dentro del ICIO (Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras), se declaran de interés especial aquellas obras o instalaciones realizadas en Punta Zorrotza y directamente las relacionadas con la producción audiovisual.

Se han aprobado asimismo bonificaciones en las obras orientadas al ahorro de energía, la construcción de nuevas viviendas de protección pública con la finalidad de incentivar la vivienda social y el acceso a personas jóvenes, las que favorezcan el acceso y habitabilidad de personas con discapacidad y para mayores de 75 años, así como la construcción de centros docentes universitarios o de investigación.

Para favorecer al sector de hostelería, se mantienen las tasas de terrazas y veladores, así como las referentes a ocupación de espacio como zanjas, andamios y vallas. Junto a todas estas medidas, se mantendrán los beneficios fiscales y las facilidades de pago existentes a los contribuyentes.

En su intervención, Ajuria ha subrayado que, para poder cumplir con los objetivos de este nuevo mandato, y "situar en el centro de la acción pública a las personas, los barrios y la actividad económica, se requieren recursos y una buena gestión eficiente y eficaz de los mismos".

Tras señalar que "levantar la persiana cada día y cumplir nuestro deberes exige hoy mayores dotaciones económicas", ha advertido que los costes de ejecución de los contratos que presta el Ayuntamiento se "han encarecido como consecuencia del actual contexto de crisis energética, subida de los costes laborales e incremento de los precios de las materias primas".

En esa línea, ha defendido que la propuesta de aplicar con carácter general un 3% de los impuestos y tasas municipales "es necesaria para contar con ingresos suficientes si queremos acometer con éxito los retos que tenemos", entre ellos "recuperar la capacidad de financiación", ya que "la recaudación y gestión de los tributos municipales resulta fundamental para el sostenimiento de los servicios y prestaciones que competen" al Ayuntamiento.

Asimismo, ha señalado la necesidad de "mantener la calidad de los servicios públicos" que presta el Consistorio "haciendo frente a los incrementos de gastos ya comprometidos", así como "la contención de la presión fiscal". En este sentido, ha asegurado que, "en todo momento", la propuesta del equipo de gobierno "busca minimizar al máximo la repercusión de esta actualización en la ciudadanía" y ha defendido que la actualización de las ordenanzas fiscales en 2024 es "necesaria".

Al mismo tiempo, ha remarcado que los recursos de las administraciones públicas "no son infinitos y debemos asumirlo", aunque, según ha reconocido, "otra cosa bien distinta es quiénes deben pagar más y quiénes deben pagar menos".

"Para ello, los valores catastrales, la categoría fiscal de calles y la potencia de los vehículos son referencias adecuadas como medida de la capacidad económica, son índices que sirven para redistribuir la presión fiscal", ha explicado, para asegurar que la subida planteada persigue "la progresividad y la redistribución de la riqueza".

"La política fiscal de este ayuntamiento es justa, equitativa, redistributiva y eficaz para Bilbao y para la ciudadanía", ha mantenido.

Desde los grupos que integran el equipo de gobierno, Asier Abaunza, del PNV, ha asegurado que la propuesta de tasas municipales y impuestos es "seria, responsable y rigurosa, atendiendo a la situación económica general de bilbaínos y de la Villa". Tras recordar que en el último año se ha registrado una subida de entre el 15% y el 30% en el coste de materiales, ha dicho que "hoy estamos hablando de una subida de un 3%, precisamente porque buscamos afectar lo mínimo posible a la ciudadanía".

"Lo que hacemos es aplicar con prudencia lo que entendemos que es justo y suficiente para mantener unos servicios de calidad en el futuro sin endeudarnos para el gasto corriente", ha remarcado.

La portavoz socialista, Nora Abete, ha defendido que la propuesta de impuestos y tasas municipales ha sido diseñada para "satisfacer tanto las necesidades presentes como las futuras" de Bilbao, ha asegurado que tiene "un enfoque integral que busca promover la calidad de vida de toda la ciudadanía" y ha afirmado que las tasas y los impuestos que se han establecido son "necesarios para afrontar con sensatez el presente y mirar al futuro con valentía y determinación" y han sido diseñadas para "comenzar a diseñar un cambio significativo para Bilbao".

En cuanto a los grupos de la oposición, la portavoz de EH Bildu, María del Río, ha destacado que, gracias a una propuesta de su formación, las personas mayores de 75 años tendrán una bonificación del 50% para poder llevar a cabo obras de accesibilidad en sus viviendas. No obstante, ha lamentado que ha sido la única enmienda aceptada por el equipo de gobierno, que "ni ha hecho su trabajo, ni ha cumplido sus compromisos" y ha criticado que "La voluntad de negociación y de llegar a acuerdos por parte del Gobierno municipal ha brillado por su ausencia.

En su lugar, ha censurado, han aprobado una propuesta que plantea un incremento global del 3% respecto a 2020, "sin realizar un análisis exhaustivo de las mismas, trasladando la carga fiscal al conjunto de la ciudadanía, sin ningún criterio de justicia social".

Desde el PP, que han visto aceptada su enmienda para incrementar la bonificación del 50% al 65% en obras que favorecen la accesibilidad y hbaitabilidad de personas en situación de discapacidad y mayores de 75 años, han propuesto congelar todos los impuestos, con el objetivo, según el concejal Ángel Rodrigo, de "ayudar a las familias de Bilbao en un momento tremendamente difícil y sin embargo muy plácido para la Administración". "Sería un mínimo gesto hacia la ciudadanía en este momento de tanta dificultad", ha afirmado.

Rodrigo ha justificado su propuesta de congelación de tasas e impuestos porque "seguimos viviendo un periodo enormemente inflacionista, los precios no han bajado y vivimos una enorme incertidumbre económica". Asimismo, ha acusado al Gobierno municipal de estar "paralizado" y tener "un modelo agotado".

Desde El