Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

Gobierno vasco y Confebask requieren el control directo de 1.047 millones en ayudas MRR para PERTES locales.

Gobierno vasco y Confebask requieren el control directo de 1.047 millones en ayudas MRR para PERTES locales.

El Departamento de Economía y Hacienda del Gobierno vasco, en conjunto con Confebask y sus organizaciones territoriales, ha presentado una propuesta para destinar el 65% de los fondos de los PERTEs estatales aún no distribuidos a las comunidades autónomas. Según cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE), Euskadi recibiría el 8,8% de esta cuantía, equivalente a 1.047 millones de euros.

En una rueda de prensa celebrada en Bilbao, el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, y la presidenta de Confebask, Tamara Yagüe, presentaron la propuesta llamada "Euskadi Next: propuesta vasca de PERTE Regional". Con esta iniciativa, buscan dar un paso adelante en el programa Euskadi Next al diseñar el plan de PERTEs regionales para el País Vasco.

Azpiazu destacó que el plazo de ejecución de los fondos concluye en 2026 y expresó su preocupación por el riesgo de inejecución si no se cambia el enfoque de gobernanza. Considera que sería un fracaso devolver a Europa los fondos no utilizados, lo que representaría una pérdida de oportunidad para el tejido económico vasco.

Por su parte, Tamara Yagüe sostuvo que una gestión más descentralizada y cercana podría favorecer el completo aprovechamiento de las ayudas europeas. Subrayó la importancia de una participación activa de las comunidades autónomas en la asignación, gestión y distribución de los fondos, para evitar la pérdida de recursos.

La propuesta del Gobierno vasco sugiere destinar el 65% de los fondos no distribuidos de los PERTEs estatales, que ascienden a 11.792,57 millones de euros, a las comunidades autónomas. En el caso de Euskadi, se gestionaría el 8,88% de esta cuantía, es decir, 1.047,18 millones de euros. Azpiazu mostró su disposición a que otras comunidades se sumen a esta solicitud.

Además, el Gobierno vasco busca participar activamente en la gestión de los préstamos del Fondo de Resiliencia Autonómica, incluido en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia español. Pretenden que el Instituto Vasco de Finanzas (IVF) participe como intermediario en la canalización de los recursos hacia las pymes vascas.

Para lograr este objetivo, han pedido la firma de acuerdos entre el IVF, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y la Administración General del Estado, a fin de establecer las condiciones para esta colaboración.

En resumen, la propuesta del Gobierno vasco y Confebask busca gestionar directamente una parte significativa de los fondos de los PERTEs estatales aún no distribuidos, con el objetivo de aprovechar al máximo las ayudas europeas y evitar la devolución de recursos no utilizados. Además, buscan que el Instituto Vasco de Finanzas participe en la canalización de financiación hacia las pymes vascas a través del Fondo de Resiliencia Autonómica.

Esta noticia está en desarrollo y se espera que se brinde más información en breve.