Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

Iturgaiz se une a Feijóo y pide un "cordón sanitario" a Bildu, pero la ilegalización depende de los jueces.

Iturgaiz se une a Feijóo y pide un

El presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, ha valorado la necesidad de establecer un "cordón sanitario" al partido "antidemocrático" Bildu, hecho que ha sido planteado por el líder de su partido, Alberto Núñez Feijóo. En este sentido, Iturgaiz ha denunciado que el PSOE y el PNV, en sus acuerdos y negociaciones, están "alimentando a la bestia", ya que se están asociando con un partido político que se deleita en llevar criminales y asesinos en sus listas y que pone en peligro la democracia española.

Iturgaiz ha dejado claro que la ilegalización de Bildu es un tema que "tienen que decidir los jueces" en base a la Ley de Partidos. Él, como presidente del PP vasco, ha señalado que su partido ya aplica un cordón sanitario a Bildu en el País Vasco, en el Pleno del Parlamento y en las comisiones parlamentarias, pues se han dado cuenta de que es necesario proteger la democracia española de su peligrosidad y de la patulea de gente que la conforma.

Por otro lado, Iturgaiz ha criticado fuertemente al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, por culpar al PP de no haber hecho todo lo posible para acabar con ETA. Esta acusación ha sido calificada por el presidente del PP vasco como una "vergüenza", ya que el partido ha perdido siete compañeros a manos de los criminales etarras y han dejado claro que están en contra del terrorismo y cualquier tipo de asociación con ellos.

Al respecto, también ha hecho énfasis en que tanto el PSOE como el PP han tenido que enfrentar a ETA juntos y han vivido los mismos peligros. Por lo tanto, resulta difícil comprender que ahora Sánchez siga llegando a pactos con Bildu, un partido "antidemocrático" y "que justifica lo injustificable" al aceptar a criminales y asesinos en sus listas electorales.

Finalmente, Iturgaiz ha insistido en la necesidad de proteger la democracia española, estableciendo un cordón sanitario en las instituciones y dejando claro que el partido Bildu representa una amenaza para ella.