Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

Sindicatos vascos piden detener la violencia en Palestina

Sindicatos vascos piden detener la violencia en Palestina

Los sindicatos ELA, LAB, CCOO de Euskadi y Navarra, UGT Euskadi, ESK, CGT-LKN Steilas, Solidari, EHNE Nafarroa, Etxalde e Hiru han salido a la calle para exigir un alto el fuego "inmediato y permanente" que ponga fin al genocidio en Gaza, denunciando la injusticia que se está produciendo.

En diferentes concentraciones en las capitales de Euskadi y Navarra, así como en los centros de trabajo, los sindicatos han hecho un llamado para no mirar a otro lado ante lo que está sucediendo en Palestina y han prometido seguir movilizándose para denunciar la situación.

Con el lema 'SOS Rafah - Stop genocidio. Langileok Palestinarekin', las protestas se han llevado a cabo en varias plazas importantes de las ciudades, con una participación notable de personas.

Figuras destacadas de los sindicatos ELA, LAB, CCOO de Euskadi y UGT-Euskadi han estado presentes en la concentración de Bilbao, donde han expresado su firme rechazo al genocidio que sufre el pueblo palestino y han exigido a Israel que detenga la barbarie y la ocupación ilegal en Palestina.

Los sindicatos demandan un alto el fuego "inmediato y permanente" que detenga la masacre en Gaza, condenando la violación de los derechos humanos que se está llevando a cabo por parte de Israel.

En este sentido, los sindicatos han advertido que seguirán levantando su voz y movilizándose para denunciar la situación de injusticia que se está viviendo, exigiendo el cese de la venta de armas a Israel y el boicot a empresas que colaboran con el genocidio en Palestina.

Además, hacen un llamado a la comunidad internacional para que se inicie un proceso de negociación que reconozca a Palestina como un Estado libre y soberano, y piden intervención ante la Corte Penal Internacional para apoyar la demanda contra Israel.

El representante de UGT-Euskadi, Raúl Arza, ha denunciado la masacre y el genocidio que se está produciendo en Gaza, enfatizando que la mayoría de las víctimas son mujeres y niños, y cuestionando la actitud de Estados Unidos y la UE frente a este conflicto.