Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

Garmendia culpa al Gobierno Vasco del caos en las carreteras de Guipúzcoa.

Garmendia culpa al Gobierno Vasco del caos en las carreteras de Guipúzcoa.

La delegada del Gobierno en Euskadi, Marisol Garmendia, ha criticado el "caos absoluto" que se vivió este pasado martes en las carreteras vascas próximas a la frontera de Francia por Biriatou y ha advertido, en referencia al Gobierno Vasco, que "quien tiene la competencia" sobre la regulación del tráfico en Euskadi "debía haber previsto" lo ocurrido y "no puede quedarse de brazos cruzados" ante una situación como esta.

Garmendia, que ha presentado en Vitoria-Gasteiz una jornada de puertas abiertas de la Guardia Civil, se ha referido, en respuesta a la pregunta de un periodista, a los problemas de circulación que se registraron en las carreteras guipuzcoanas por las protestas de agricultores y ganaderos en el paso fronterizo de Biriatou.

La delegada del Gobierno ha denunciado que lo ocurrido este pasado martes "en el lado español" de la frontera "fue de un caos absoluto". "En el lado francés, no hubo ningún caos; ahí lo dejo", ha añadido, tras lo que ha recordado que en Euskadi "la Guardia Civil y la Administración del Estado no tienen competencia en la regulación del tráfico".

Garmendia ha indicado que "se debía de haber previsto que iba a ocurrir un colapso importante", y ha advertido de que "lo que se vivió ayer en Gipuzkoa no se puede volver a repetir, porque las repercusiones económicas de ese colapso son de pérdidas económicas muy importantes; no sólo en el sector del transporte, sino en muchísimos sectores que se vieron afectados porque la circulación se interrumpió y se cerró prácticamente la frontera".

La delegada del Gobierno ha comparado los problemas que se registraron en las carreteras guipuzcoanas con la situación que se vivió en el lado francés de la frontera, donde "no hubo ningún problema" porque las autoridades del país vecino "previeron" lo que podía ocurrir "y actuaron en consecuencia".

"En el lado español no ocurrió lo mismo; y ustedes lo han dicho y se ha visto: fue un caos total, nunca se había producido esta situación y yo creo que hay que revisar los protocolos", ha insistido.

Por ese motivo, y en referencia al Gobierno Vasco, ha indicado que "a quien corresponde y tiene la competencia no puede quedarse de brazos cruzados ante una situación como la que se vivió ayer".

Por otra parte, respecto a las reivindicaciones del sector primario, ha explicado que el Gobierno español "está negociando intensamente" en las instituciones europeas "defendiendo a los agricultores y ganaderos españoles y vascos". En este sentido, ha subrayado que se están logrando "avances" en las propuestas de estos profesionales, si bien "no todas están viéndose satisfechas".

Garmendia ha manifestado que "hay que esperar" a comprobar cuál es la configuración del Parlamento europeos tras las elecciones del domingo "para ir avanzando en un equilibrio entre las necesidades y los problemas que tienen los agricultores con la necesidad también de ir avanzando en los retos ecológicos y en los retos de los mercados globales".

"Los agricultores españoles y vascos se tienen que sentir respaldados por el Gobierno español; de hecho, las agrupaciones y los sindicatos agrarios no secundaron esta última protesta", ha añadido.