Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

Desarticulados dos laboratorios de drogas en Orozko y Amurrio en una operación que concluye con dos arrestos.

Desarticulados dos laboratorios de drogas en Orozko y Amurrio en una operación que concluye con dos arrestos.

En una reciente operación policial, la Ertzaintza ha detenido a dos hombres, de 38 y 42 años, acusados de un delito contra la salud pública. Los agentes desmantelaron dos laboratorios en Orozko y Amurrio, dedicados a la fabricación de derivados del cannabis y a la selección genética de semillas. Durante la operación, se incautaron más de 500 plantas de marihuana. El Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco ha confirmado esta información.

La investigación fue liderada por agentes de la Comisaría alavesa de Laudio. A finales de septiembre, se realizó una primera intervención policial contra el cultivo de marihuana en una zona rural, lo que condujo al descubrimiento de una plantación de marihuana de interior en Amurrio.

Con la información obtenida, los agentes se dirigieron el pasado 11 de octubre a un caserío en Orozko, donde se encontró un invernadero equipado con sistemas de videovigilancia y ventilación, así como dos casetas de aperos que desprendían un fuerte olor a marihuana. En estas casetas se halló un arcón frigorífico lleno de bolsas de marihuana, centrifugadoras para la extracción del polen de hachís y una liofilizadora de uso farmacéutico para su transformación. Además, se encontró papel de horno utilizado en dichos procesos.

En el interior de la vivienda, se descubrió una plantación de marihuana indoor, junto con fertilizantes y aparatos para el cultivo. También se encontraron recortes de plantas en fase de secado, cogollos de marihuana y botes de hachís en polvo en dos congeladores. La persona propietaria del caserío alegó que los terrenos eran utilizados por otra persona.

El mismo día, los agentes se dirigieron al domicilio de la persona sospechosa en Amurrio. Allí se encontraron dos plantaciones indoor con 490 plantas hembra. Además, en la vivienda había 225 plantas de marihuana de diferentes tamaños, bolsas de marihuana, semillas y envases para su individualización, una prensa para la elaboración de rosin, flores "macho" congeladas para la fertilización de las plantas hembra, productos fitosanitarios y aparatos para el cultivo en interior. También se encontraron frascos con rosin, con una alta concentración de tetrahidrocannabinol, componente psicoactivo del cannabis.

Como resultado, los dos hombres fueron detenidos por presuntos delitos contra la salud pública. Una vez concluidas las diligencias pertinentes, fueron puestos a disposición de la autoridad judicial y quedaron en libertad con medidas cautelares. La Ertzaintza continúa con las investigaciones y no se descartan nuevas detenciones, según el Departamento de Seguridad.