Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

El Supremo respalda la prohibición de pisos turísticos en edificios sin actividades comerciales autorizadas en sus estatutos.

El Supremo respalda la prohibición de pisos turísticos en edificios sin actividades comerciales autorizadas en sus estatutos.

El Tribunal Supremo ha respaldado el veto a los apartamentos turísticos en comunidades de propietarios que prohíben expresamente en sus estatutos el uso de viviendas para actividades económicas.

Los jueces han determinado que el alquiler de viviendas para uso turístico es una actividad económica y han dado la razón a dos comunidades de propietarios en San Sebastián y Oviedo, ordenando el cese de la actividad de alquiler en varios apartamentos.

En ambas sentencias, la Sala de lo Civil ha aclarado que no se aplica la nueva regulación de la Ley de Propiedad Horizontal, que requiere el voto favorable de tres quintas partes de los propietarios para limitar o condicionar esta actividad. En su lugar, se analiza si los estatutos de las comunidades prohíben el uso turístico de las viviendas.

En el caso de Oviedo, se sostiene que los estatutos prohíben actividades profesionales, empresariales, mercantiles o comerciales en los pisos del edificio, reservando su uso exclusivamente residencial.

En cuanto a San Sebastián, se destaca que el alquiler turístico está incluido en la prohibición estatutaria. Se considera una actividad económica equiparable a otras actividades distintas del uso residencial, con un componente comercial, profesional o empresarial.

El tribunal recuerda que la normativa turística diferencia claramente entre la comercialización de estancias turísticas en viviendas y el arrendamiento de vivienda.

El Supremo concluye que esta interpretación es coherente con la jurisprudencia de la Sala, que establece que las limitaciones deben ser claras, precisas y expresas. La prohibición estatutaria de la actividad turística se ajusta al objetivo de evitar el ejercicio de actividades económicas comerciales, profesionales o empresariales en las viviendas.